Diarios de Intensidad

Atelier a bordo: crochet

¿Estás investigando nuevas artes para ampliar tu pasión por las manualidades? ¿Quieres conocer una técnica que pondrá a prueba tu creatividad y tu concentración a partes iguales? Hablamos del crochet. Este tipo de arte textil te permitirá decirle adiós al estrés y crear verdaderas obras de arte aunque, avisamos, ¡es totalmente adictivo! ¿Quieres saber cómo empezar en el mundo del crochet? En este post te contamos paso a paso cómo se hace el punto cadena o cadeneta en crochet.

¿Qué materiales necesitas? 

  • Lana gruesa
  • Agujas de crochet de 5 mm
  • Tijeras

¿Cómo se hace?

  1. Lo más importante es aprender a sujetar el hilo
    • Pasa la lana por encima del meñique y luego por debajo.
    • Estira la tira de lana y pásala por encima del dedo índice.
    • Con los dedos pulgar y corazón, sujeta el hilo de forma que quede tenso.
  1. A continuación debes hacer el nudo deslizado. Recibe este nombre porque cuando insertas la aguja puedes ajustar su tamaño al del gancho o ganchillo, es decir, la aguja. Para ello:
    • Pasa la parte del ovillo por encima del extremo de la lana, creando una forma redonda, como un loop.
    • La misma parte larga será la que pase por dentro de ese loop. 
  1. Ahora empezarás con el punto cadena o cadeneta:
    • Sujeta el hilo como en el paso 1.
    • Pasa el hilo por encima del ganchillo.
    • Atraviesa con el ganchillo el nudo deslizado: ¡ya tienes tu primera cadena!
    • Repite tantas veces como larga quieres que sea la cadena.
  • Para el punto bajo:
    • Cuenta hacia atrás 2 cadenetas desde el ganchillo.
    • Inserta la aguja por la segunda cadena. 
    • Engancha el hilo y pasa de forma que te queden 2 aritos de la cadena en la aguja.
    • Vuelve a pasar el hilo y arrastra, esta vez pasando por los 2 aritos.
    • En la cadena, inserta el punto bajo allá donde quieras.
    • Engancha y sal. Después, engancha de nuevo el hilo y pásalo por los 2 aritos de la cadena. 
    • Sigue así hasta completar toda la fila con el punto bajo.

¡Ahora ya tienes la base! A partir de aquí puedes empezar a crear verdaderas obras de arte en crochet. ¿Necesitas ideas? Aquí van unas cuantas:

  • Cosas sencillas como una bufanda, un posavasos o una diadema
  • Algo un poco más elaborado como un neceser, una cesta, unos calcetines, un babero
  • Puedes lanzarte a hacer una colcha, tiestos, cojines, ropa…
  • O manualidades espectaculares como peluches de animalitos

¡Anímate! Puede que el crochet sea esa manualidad que te estaba esperando, perfecta para dar rienda suelta a tu imaginación, a la vez que le dices adiós al estrés.

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.