Diarios de Intensidad

Atenas con niños: por qué te interesa este viaje en familia

Viajar a Atenas con niños es una gran idea, independientemente de su edad, ya sean mayores o algo más pequeños. Esto es debido a que se trata de un destino amable y divertido para explorar en familia en cualquier momento del año. ¿Quieres saber todo lo que te espera en la capital griega? ¿Estáis todos listos para empezar a soñar con algunos de los planes más interesantes para todos?

New Call-to-action

Atenas con niños: planes para toda la familia

No solo la buena climatología se alía con la Península helénica para asegurar ese clima templado tan característico que anima a pasear por sus calles durante la mayor parte del año, sino que su icónica gastronomía expone los mejores sabores de Grecia, representados a través de gran cantidad de frutas y verduras frescas, aceites de oliva excepcionales y el yogur griego de renombre mundial.

Sin embargo, más allá del buen comer, a los griegos les encantan los niños, lo que hace que viajar por Grecia y sus alrededores sea muy cómodo y seguro para los padres.

Si ya tienes claro que viajarás pronto a Atenas con niños, te conviene planificar algunas actividades para poder aprovechar al máximo la visita a esta vibrante metrópolis:

  1. El desfile de los Evzones de cada domingo, durante el cambio de guardia en el Parlamento Helénico en Syntagma. Basta con llegar a las 10:30 a.m. para contar con un buen sitio y dejar que los pequeños de la casa se sorprendan con esta curiosa exhibición que dura cerca de media hora.
  2. Visita a un jardín de ensueño. Al acabar el desfile, te recomendamos acudir a los Jardines Nacionales, que se sitúan al lado del edificio del Parlamento, con el objetivo de refrescarte en un pintoresco café con jardín. Rodeado de exuberante vegetación, con miles de árboles y plantas, se trata de un escape ideal de la Atenas más urbana. A los niños les encantará su estanque de patos y tortugas.
  3. Emular las Olimpiadas. No muy lejos de allí, se encuentra el Estadio, el único en el mundo construido completamente de mármol y donde tuvieron lugar los primeros Juegos Olímpicos en el año 1896. Es un lugar perfecto para echar unas carreras y descargar toda esa energía que tienen los más pequeños.
  4. Disfrutar de una vista panorámica desde las alturas. Ningún viaje a Atenas está completo sin subir a la cima de la Acrópolis y explorar el yacimiento arqueológico del Ágora Antigua que se encuentra debajo.
  5. Aprender del pasado en un viaje al Museo de la Acrópolis. El edificio en sí ya es espectacular, al igual que las vistas que se obtiene desde esta localización. Además, en su interior se desarrolla una experiencia que recordaréis como una de las más impactantes de vuestro viaje a Atenas con niños. Una ventaja de este lugar es que ofrece mochilas familiares y cochecitos de bebé de forma gratuita a los visitantes. Por supuesto, sus baños tienen instalaciones para cambiar pañales.

Como has comprobado, puedes recorrer Atenas con niños en un solo día y llevarte, durante esa jornada, un recuerdo único de tu viaje. Pero, si finalmente pasas alguna jornada más en la capital griega, también te recomendamos que visites otros lugares, como el zoo de la ciudad, que originalmente comenzó como un parque de aves,  o que te montes con toda la familia en el Happy Train, del que podrás subir y bajar a tu antojo, para hacer un recorrido de poco más de media hora por los mejores lugares de Atenas.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.