Diarios de Intensidad

¿Cómo es un crucero transatlántico? Un viaje inolvidable

¿Quieres vivir una experiencia memorable? Si buscas el viaje de tu vida, conociendo encantadores destinos desde un barco espectacular, un crucero transatlántico, como la Gran Travesía del Atlántico, está hecho para ti. En este post te contamos más acerca de esta increíble ruta. 

New Call-to-action

¿Por qué un crucero transatlántico?

Cruzar el Atlántico es hoy más fácil que nunca. Este océano, que separa el continente americano del europeo, siempre ha sido escenario de intercambios comerciales y culturales. Revive la historia a bordo de un espectacular crucero, que te llevará desde el mar Mediterráneo hasta la costa brasileña en 13 dias y 12 noches.    

La Gran Travesía del Atlántico visita destacados destinos del estado español, el Reino Unido, Cabo Verde y Brasil. La ruta empieza en Barcelona, sigue en Gibraltar, Gran Canaria y Mindelo, y finaliza en Recife, Brasil. Sigue leyendo para descubrir cada destino con más detalle… ¡Te encantará!

Una  completa aventura por mar 

Barcelona

El crucero se inicia en Barcelona, donde podrás contemplar la fantástica arquitectura modernista de la ciudad, con ejemplos destacados como la Casa Batlló y la Pedrera. También puedes visitar la imponente Basílica de Santa María del Mar, paradigma del gótico catalán del siglo XV. No  olvides también la Sagrada Familia, proyectada por Antoni Gaudí en 1883, y aún en construcción; ni las Ramblas o el Barrio Gótico. 

Gibraltar

Partiendo de Barcelona, el crucero pone rumbo hacia Gibraltar. En Gibraltar no puedes dejar de visitar la catedral de Santa María la Coronada y Main Street, la calle peatonal de un kilómetro de extensión que atraviesa el casco antiguo. La Reserva Natural del Peñón de Gibraltar, con las cuevas de San Miguel y el castillo de los Moros, también merece una visita.   

Gran Canaria

Tras una jornada de navegación, el crucero llega a Gran Canaria, donde le esperan casi 60 kilómetros de playas. En Gran Canaria destacan la arquitectura tradicional del casco histórico de Vegueta, y la playa de Las Canteras, reconocida como una de las mejores playas urbanas de Europa. Además, la Cueva Pintada (con un museo y parque arqueológico muy interesantes) y el Parque Rural del Nublo, también valen la pena.   

Tras partir de Gran Canaria el crucero afronta dos días de navegación, rumbo a Mindelo, en Cabo Verde. Es el momento, aunque seguro que lo has hecho ya, de disfrutar de la vida a bordo. 

Mindelo

Transcurridos dos días de navegación, llegarás a Mindelo, una joya del norte de la isla de San Vicente. Es la capital cultural y segunda ciudad más grande de Cabo Verde. En la visita a Mindelo es imprescindible la Bahía de Porto Grande, formada por un cráter volcánico subacuático de unos 4 kilómetros de diámetro. También puedes visitar las montañas de Monte Cara y la playa de Laginha.      

Recife

El crucero pone entonces rumbo a Recife, ciudad brasileña capital del estado de Pernambuco, dedicando cuatro días a la travesía del océano Atlántico propiamente dicha. En Recife destaca la mezcla de los rascacielos de vidrio con el paisaje natural típico de la costa atlántica y con los canales que discurren por el casco antiguo. Esto la ha llevado a ser conocida como “la Venecia brasileña”. Recife es atractiva tanto de día, con sus magníficas playas y sus arrecifes de coral, como de noche, con su intensa vida nocturna

En este punto la Gran Travesía del Atlántico llega a su fín, no sin antes dejar un recuerdo imborrable en tu memoria.

¿Qué hacer en los días de navegación?

A menudo quienes disfrutan de un crucero echan de menos más tiempo a bordo. Esto no sucede en la Gran Travesía del Atlántico, ya que puedes dedicar cierta parte del viaje a divertirte en el barco, por lo que los días de navegación son los ideales para disfrutar a fondo de todo lo que te ofrece la vida a bordo

La Gran Travesía del Atlántico se realiza a bordo del Sovereign, un barco espectacular con todas las distracciones y actividades que puedas imaginar, desde gimnasio y pistas de pádel y footing, hasta spa y magníficas piscinas, pasando por rocódromo, casino, teatro y discoteca. 

Además de las actividades lúdicas y deportivas, dispones de una amplia oferta gastronómica, donde también puedes tomar un cóctel disfrutando de música en directo y de una galería comercial con tiendas duty free. 

Los niños y jóvenes tienen espacios propios, con gran variedad de juegos y actividades donde es imposible aburrirse. Además, pueden pasar un buen rato en el espacio dedicado a los videojuegos.

¡Qué más se puede pedir! Destinos exóticos, repletos de actividades que no puedes perderte combinado con una ajetreada vida a bordo. ¡Es la forma perfecta para cruzar el charco: un crucero transatlántico!

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.