Diarios de Intensidad

Islandia con niños: el viaje de vuestra vida

Unas vacaciones en familia pueden convertirse en una experiencia increíble con algo de planificación. Cuando se viaja con hijos, es clave anticiparse a la escapada y planear bien las actividades. Si vas a viajar a Islandia con niños encontrarás la inspiración que necesitas en las siguientes líneas.

Descubre cómo construir momentos inolvidables en la tierra de fuego y hielo con los tuyos.

New Call-to-action

Actividades para disfrutar de Islandia con niños

Solo explotando las múltiples posibilidades que dan la naturaleza y la historia de este rincón del mundo se podrían encadenar experiencias increíbles suficientes para años enteros de vacaciones.

Pero vamos a concentrarnos en una pequeña selección. Aquí tienes cuatro propuestas que te llevarán a vivir momentos que nunca habrías imaginado antes de este viaje:

1.       Ideas para explorar la cultura vikinga. Contemplar la escultura Sun Voyager en Reykjavik es el lugar perfecto para comenzar. Para seguir, ¿qué tal un encuentro con un vikingo gigante en la península de Snaefellsnes? Cerca de los acantilados podréis ver el Bardur Snaeellsas, uns construcción en roca que representa a una figura mitad hombre, mitad trol que aún ejerce su influencia mágica en la región. Para terminar, es muy recomendable la visita a los increíbles museos vikingos de Islandia con niños.

2.       Lugares que dejan sin aliento. Hay más cascadas en este país de las que tendrás tiempo de contar en tu estancia en Islandia con niños. Se trata de uno de los principales atractivos del lugar y causará una impresión en los más pequeños. Puedes visitarlas sin miedo, aunque no todas las cascadas en Islandia son amigables para los niños. Para empezar, prueba acercarte a Svartifoss, Majestic Gullfoss o la cascada Kirkjufellsfoss y disfruta del relajante paseo a lo largo del río y el paisaje a su alrededor, siempre impresionantes.

3.       Un chapuzón diferente. Nadar en las lagunas termales es una vivencia que os dejará uno de los mejores recuerdos. Islandia tiene innumerables glaciares que vierten agua derretida a través del suelo volcánico y la roca. El paisaje geotérmico lo convierte en un sistema natural de filtración y calefacción. Por lo tanto, hay un sinfín de piscinas geotérmicas esperando para un día de diversión familiar. Blue Lagoon, Laugardalslaug o Myvatn son lugares recomendables para quienes viajan con hijos.

4.       Contacto con la naturaleza. En el mundo, existen pocos lugares mejores que Islandia para la observación de ballenas. Hay pocas cosas más geniales tanto para niños como para adultos que observar a una criatura del tamaño de uno de estos mamíferos salir del agua y estrellarse a solo unos metros de su barco. Acordaos de coger la cámara de fotos, si este es vuestro plan.

Por último, al viajar a Islandia con niños siempre hay que tener prevista alguna jornada de trekking. Los paisajes son tan espectaculares, que cualquier rincón regala vistas de una belleza absoluta. Y a la majestuosidad de la flora, se suma el atractivo de acercarse a los renos o los caballos islandeses, dos de las especies animales que más gustará conocer a los pequeños de la casa.

¿Tienes ya fecha para regalarte el viaje de tu vida?

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.