Diarios de Intensidad

Viaje a los fiordos: cómo sacar el máximo provecho

Planeas un viaje a los fiordos? Noruega, con sus escarpados contornos y glaciares, es un lugar místico. La costa occidental del país no solo está llena de paisajes pintorescos y verdes y exuberantes fiordos, sino que también es conocida por sus tradicionales casas costeras pintadas de colores.

La ruta de navegación a lo largo de la costa es una de las más bonitas del mundo, un motivo más que suficiente para decidirse por un viaje a los fiordos para las próximas vacaciones. ¿Sabes cómo aprovechar al máximo tu experiencia en este destino del Norte?

Detalles importantes para tu viaje a los fiordos

Al escoger crucero para el viaje a los fiordos se debe tener en cuenta la posibilidad de optar entre una variedad de destinos. También hay que atender a las ofertas todo incluido y, por supuesto, prestar atención a la profesionalidad de la tripulación. Una buena forma de asegurarse es comprobando si ha sido premiada con algún tipo de galardón a la mejor tripulación en los últimos años.

Dime qué tipo de viajero eres y te diré qué destino debes visitar ¡Descúbrelo ahora!

Además, para que el viaje a los fiordos se convierta en una experiencia inolvidable, hay que considerar tres aspectos:

1. Elegir el itinerario de fiordos adecuado

Los itinerarios de los fiordos noruegos varían ampliamente, así que, antes de decidirse por uno, merece la pena invertir un tiempo en comparar. Algunos zarpan de ciudades escandinavas como Malmö, otros parten de Trondheim, en Noruega, y también los hay con salida desde la ciudad alemana de Rostock. Es posible que se prefiera un crucero específico centrado en Noruega o uno que combine una visita a distintos lugares de la zona, incluyendo algunos puertos noruegos más pequeños, otra opción son los cruceros por las capitales bálticas. Existen muchas opciones:

    1. Trondheim – Ålesund – Geiranger – Hellesylt – Flåm – Bergen – Stavanger – Navegación – Malmö
    2. Malmö – Navegación – Stavanger – Bergen – Nordfjordeid – Geiranger – Hellesylt – Ålesund – Trondheim
    3. Geiranger – Hellesylt – Nordfjordeid – Bergen – Stavanger – Navegación – Malmö

Cualquiera que se elija, resulta un verdadero placer navegar dentro y fuera de los fiordos. Allí, en lugar de interminables extensiones de agua a ambos lados del barco, se puede disfrutar en todo momento de impactantes vistas panorámicas.

2. Prepararse para el sol de medianoche

La mayoría de los cruceros por el norte de Europa suelen planearse en el verano, cuando los días mágicos e interminables están prácticamente garantizados. El viaje a los fiordos tiene este aliciente extra, que la noche dura apenas dos o tres horas y, al poco de que el sol se empiece a poner, de repente, vuelven a aparecer los cielos azules y brillantes. Es un poco extraño, pero pronto te acostumbras. Si su crucero viaja hasta zonas muy al Norte, es probable que disfrutes de luz solar las 24 horas, ya que el sol de medianoche brilla desde mediados de mayo hasta finales de julio. Afortunadamente, los cruceros anticipan los problemas de dormir cuando hay luz de manera continua, gracias a la instalación de cortinas opacas en los camarotes. Sin embargo, es fácil dejarse engañar y pensar que es más temprano de lo que es cuando el cielo todavía está brillante a las 11 p.m. Por suerte, quienes decidan no irse a la cama podrán disfrutar de una amplia oferta de actividades de entretenimiento a bordo, que les ayudarán a sacar el máximo partido de cada noche.

3. Adaptar la maleta a un clima bastante cambiante

Las nubes y lluvias pueden combinarse con cielos cálidos y soleados, en pocas horas. Durante el mismo día se nota el fresco por la mañana, altas temperaturas hacia el mediodía y una noche en la que vuelven a bajar. Eso es típico de Noruega en el verano. El clima no solo es muy variable, sino que también puede cambiar dramáticamente de la mañana a la tarde. Por eso, al pensar en qué ponerse en un viaje a los fiordos, lo más recomendable es preparar ropa para todo tipo de clima, incluyendo capas para cambios inesperados. Y, por supuesto, las gafas de sol y gorras o sombreros no deberían faltar, como tampoco un paraguas y una chaqueta adicional.

El hermoso paisaje y la experiencia de navegar por las aguas del norte son lo que atrae a la mayoría de viajeros en los cruceros que se dirigen allí a lo largo de la costa de Noruega. El fiordo de Aurland, la ciudad de Bergen, la cascada de Steinsdal o el tren de Flåm se convertirán en algunos de los mejores recuerdos de tus vacaciones. Pero no serán los únicos, existen muchos más alicientes culturales y de naturaleza que guiarán tus pasos en tu viaje a los fiordos. ¿Te apetece conocerlos y vivir la experiencia?

New call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.