Diarios de Intensidad

Cómo planificar un viaje con niños

La información puede ahorrar tiempo, dinero o estrés en las próximas vacaciones y, por eso necesitas tomar nota de cuatro consejos clave acerca de cómo planificar un viaje con niños. Si la organización y la previsión benefician a cualquier viajero, aún más a quienes planean una escapada con los pequeños de la casa. Los consejos que encontrarás a continuación tienen el poder de resolver incluso situaciones más complicadas.

New Call-to-action

4 claves de cómo planificar un viaje con hijos

Déjales a ellos que os ayuden a encontrar la puerta de embarque, la habitación de hotel o la puerta del camarote y que se hagan los jefes del mapa en los recorridos por los destinos que hayáis marcado en vuestro itinerario. Estas pequeñas satisfacciones elevarán la moral de los más pequeños y a los padres solo os hará falta tener en cuenta cuatro trucos expertos de quienes saben cómo planificar un viaje con hijos:

  1. Pensar bien el viaje. La planificación previa no termina con la reserva de vuelos y el contrato del crucero o el alojamiento. Cualquier cosa que se pueda reservar con anticipación es un asunto menos del que preocuparse durante el viaje, Eso significa que si, por ejemplo, se contratan con antelación las excursiones, será más fácil dedicar todo el tiempo a disfrutar de los planes de familia en el viaje. Quienes saben cómo planificar un viaje tienen en cuenta este tipo de detalles que les aseguran más tiempo para relajarse y disfrutar del destino.
  2. Buscar las opciones especiales para niños. Esto se refiere a precios reducidos y descuentos, pero también a alternativas de ocio y planes especialmente pensados para los más pequeños de la casa. El truco para acertar es pensar, cada vez que salgáis de viaje, cómo planificar las vacaciones más inolvidables de su vida.
  3. Viajar con tiempo. Mantén un horario flexible y deja mucho espacio para el ajuste. Un horario que puede amoldarse a las necesidades de cada momento genera menos estrés para la familia y conduce a un viaje más feliz en general. Si viajas con niños pequeños ya sabrás que entran ganas de ir al baño en los momentos más insospechados o puede necesitarse hacer un descanso, en especial si ha hecho falta madrugar. Evitar las deadlines imposibles de cumplir previene que podáis perder un avión o llegar a destino enfadados y sin aliento.
  4. No llevar demasiado equipaje. Cuanto menos llena esté la maleta, más fácil será hacerla, menos se tendrá que cargar y más espacio quedará para guardar recuerdos. Y, si se descubre que falta algo que necesita, siempre puede comprarse en destino. Tener una mano libre puede ser muy conveniente para llevar al más pequeño de tus hijos de la mano o para llevarle la maleta al que más cansado está. Viajar ligero de equipaje es posible y cuestión de práctica. Cuantas más vacaciones disfrutes con este objetivo en mente, más efectivo te volverás a la hora de limitar lo que entra en la maleta.

Ahora seguramente ya sabes cómo planificar un viaje con niños. Y, para que el éxito esté asegurado, no te olvides de llevar algunos premios para el buen comportamiento y buenas lecturas para los momentos de espera y la hora de ir a la cama.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.