Diarios de Intensidad

Pros y contras de viajar de mochilero

Se dice que viajar es lo único que se compra que te hace más rico… Y es que ver otros lugares, conocer otras culturas, probar cosas nuevas… es tan enriquecedor que no hay experiencia que se le pueda asemejar. Eso sí, hay muchas formas de viajar y todas tienen su pros y sus contras; aquí, en concreto, queremos hablarte sobre los pros y los contras de viajar de mochilero, ¿te habrías planteado viajar ligero de equipaje, a lo aventurero? En este post hablamos sobre los aspectos que debes tener en cuenta antes de lanzaros, tú y tu mochila. 

New Call-to-action

Pros de viajar de mochilero

Ruta personalizada y activa

Si viajas de mochilero tienes la opción de ir planeando o cambiando los planes de tu viaje a tu gusto. No te tienes que atar en ningún lugar u hotel en concreto, sino que ganas una independencia. ¡Esto te sirve para poder visitar lo que más te apetezca o te guste de cada zona! En este caso, es bastante similar a lo que ocurre con un crucero: el barco te deja en un destino y puedes ver lo que te reserva cada puerto a tu aire.

Aprendes a llevar lo imprescindible

Cuando viajas de mochilero tienes que cargar casi siempre con tu mochila y todas tus pertenencias, por lo que aprendes a llevar lo mínimo en ella: cuanto más ligera sea la mochila, mejor. Por esta razón viajar de mochilero te ayuda a aprender a llevarte lo indispensable contigo y a no llevar cosas que no vas a utilizar.

Siempre tienes todo a mano

Viajando siempre con la mochila allá donde vas, te estas llevando todas tus cosas y eso es una ventaja que muchas veces pasa por alto. Viajar con tu mochila hace que siempre tengas todo a mano y accesible.

No tienes que facturar la mochila 

Viajando de mochilero reduces tu equipaje mucho y, al final, después de varios viajes, acabas llevando una mochila de menos de 50 litros. Si es así, es probable que no tengas ni que facturar equipaje si tienes que coger algún avión durante tu viaje.

viajar de mochilero

Contras de viajar de mochilero

No es fácil encontrar alojamiento

Viajar de mochilero y la improvisación van de la mano. Lo más probable es que no tengas un alojamiento fijo. Esto, podría resultar una ventaja en algunos casos, por la libertad de movimientos que ganas pero también puede ser un inconveniente, ya que debes ir buscando alojamiento y, si no te organizas bien, puedes tener serias dificultades para encontrar un lugar donde dormir.

Un equipaje demasiado justo

Igual que una de las ventajas era que viajando de mochilero no llevar cosas innecesarias, también puede ser un contra a la hora de escoger lo que te llevas y lo que no. Este factor depende de la persona, ya que hay gente que tiene más facilidad de relativizar que otra. Pero otras necesitan más cosas para vivir cómodamente: en este caso puede ser un inconveniente el hecho de tener que reducir tanto el equipaje.

Cargar peso todo el viaje 

Cargar una mochila todo el día no es la mejor opción para todo el mundo, pues para las personas más jóvenes o más fuertes puede que sea sencillo, pero para gente más mayor o con menos fuerza no tanto. En estos casos lo mejor será elegir una forma de viajar que permite dejar el equipaje a resguardo.

Viendo los pros y contras de viajar de mochilero, ¿qué opción es la que prefieres? ¿Eres de aquellas personas a las que les gusta la aventura, la improvisación y no tener nada planificado? ¿O por el contrario te gusta seguir unas rutinas y no dejar nada a suertes? 

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.