Diarios de Intensidad

Regala momentos de desconexión

Un viaje a cualquier parte del mundo es el momento perfecto para entregarte a la desconexión, pensando en cómo dar rápidamente salida al estrés y a su vez, recopilando todo el tiempo necesario para invertirlo en las personas más importantes de tu vida. Sin embargo, puede darse la situación de que no seas tú quien necesite disfrutar de la vida sin preocupaciones de inmediato, sino alguno de tus amigos o familiares. En cualquier caso, tomar la decisión de organizar una escapada es muy buena idea. ¿Quieres saber por qué?

New Call-to-action

Beneficios para quien regala momentos de desconexión o disfruta de un paréntesis de la rutina

Buscar ofertas Todo Incluido, paquetes vacacionales con descuentos o por ejemplo, itinerarios exclusivos a tierras lejanas con promociones es una manera perfecta de inspirarse para tener un buen detalle con alguien e incluso, con uno mismo. 

Como curiosidad, quien regala momentos de libertad de este tipo, ofreciendo la oportunidad a alguien cercano de poner rumbo a su destino favorito, muchas veces, termina apuntándose a la aventura.

Además de lo apetecible de dejar atrás las responsabilidades del día a día y la tediosa rutina, un viaje conlleva gran cantidad de ventajas como:

  1. Tiempo para el deporte. Quienes buscan un estilo de vida más saludable, necesitan encontrar sus momentos para realizar actividades deportivas. Muchas veces no es fácil hacer hueco para cumplir con este propósito, pero cuando la agenda se despeja y se pone rumbo a unas vacaciones, las oportunidades no dejan de aparecer. ¿Te apetece un partido de baloncesto a bordo? ¿Y hacer unos largos en la piscina? Tu salud y estado de ánimo te lo agradecerán de inmediato.
  2. Comer ‘de restaurante’. Quien regala momentos no puede pasar por alto la ilusión de brindar por tan acertada decisión. La sobremesa es el instante que mejor se presta a ello, sobre todo, después de una comida o cena deliciosa, como las que se proponen en Gastrolab. ¿Estás preparado para probar nuevos sabores y dejar que las mejores recetas conquisten tu paladar?
  3. Mimarse. Cuando se dispone de una jornada entera por delante para disfrutar sin preocupaciones, queda también tiempo para relajarse con un masaje o un tratamiento de belleza. Además, es posible que te apetezca reservarlo por adelantado para sorprender a la persona con la que compartirás el viaje. Tras una experiencia así, lograrás eliminar cualquier indicio de estrés, verás las cosas de otra manera y será difícil que no termines el día con una sonrisa en tu rostro.
  4. Descubrir lugares nuevos. Es la auténtica esencia del viaje. Basta con dejarse llevar, pasear, observar, mezclarse con la gente del destino en cuestión y estar abierto a probar nuevas sensaciones, admirar paisajes desconocidos o hacer hallazgos de pequeños tesoros entre los animados puestos de artesanía local. ¿Te está apeteciendo ya? Está demostrado que descubrir nuevos destinos viajando tiene efectos rejuvenecedores para el cerebro, ¿lo sabías? ¡No tardes más en quitarte unos años de encima!

Y llegados a este punto, si ya estás decidido a ser quien regala momentos, eso te llevará a tomar el siguiente paso. Te queda decidir, cómo, dónde y con quién. ¿Has pensado en tu acompañante de viaje ideal? ¿Te habías planteado alguna vez la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones alejado de tierra firme?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.