Diarios de Intensidad

Regalos sorpresa: viajes y experiencias

La satisfacción que surge con la compra de algo material disminuye bastante rápido. Lo mismo sucede cuando se reciben regalos sorpresa como pueden ser una bufanda, una camiseta o una mochila. Es comparable a lo que les ocurre a los niños, que pierden interés en los nuevos juguetes en cuestión de días (si no horas). Seguramente te vienen a la cabeza distintos ejemplos que lo confirman.

Por el contrario, la alegría de una experiencia agradable, como una clase de pintura o un taller de sushi, acudir al concierto de la banda favorita o salir de viaje a descubrir el mundo tienen un efecto muy distinto.

Los regalos sorpresa de experiencias generan un pico de ilusión que se mantiene y prolonga, mezclado con la emoción de lo vivido, por mucho tiempo después de haberse disfrutado. Por eso, puede que sea el momento de empezar a barajar la posibilidad de hacer un cambio de planes en tu lista de ideas de regalo.

¿Se acerca el cumpleaños de una persona especial? ¿Necesitas inspiración para un detalle de aniversario?

Dime qué tipo de viajero eres y  te diré qué destino debes visitar ¡Descúbrelo ahora!

Regalos sorpresa: el detalle de unos planes que te acercan a la otra persona

Un detalle material nos hace felices al principio, pero, muy rápidamente nos adaptamos y no nos da tanta alegría, ni lo tenemos tan en cuenta. Otros tipos de obsequio, como puede ser una escapada con todo incluido, suelen ser los mejores regalos sorpresa. Si aún no lo tienes del todo claro, aquí hay tres datos que pueden hacerte cambiar de idea:

  • Según un informe reciente de McKinsey, el gasto en actividades como eventos, comidas o cenas en restaurantes y viajes ha crecido 1,5 veces más rápido que el gasto total en bienes de consumo personal, y casi cuatro veces más rápido que el gasto en objetos.
  • Existe evidencia científica de que los regalos que incluyen una experiencia hacen que quien regala y el receptor se sientan más conectados.
  • Tal y como se publica en un estudio de Deloitte, solo un tercio de los gastos en regalos analizados en un periodo de doce meses se destinaron a detalles tangibles, ya que el 27% de los participantes en su encuesta dijeron que preferían regalar experiencias, en lugar de hacer un obsequio tradicional.

Construir recuerdos es mucho más interesante que acumular cosas. ¿Cuántas fundas de móvil, bufandas, calcetines o perfumes puede tener una persona? Seguramente, más de los que necesita, sin embargo, es difícil conocer a alguien que se haya cansado de viajar, descubrir nuevas culturas o explorar países en los que nunca antes había estado.

Si, además de planear los regalos sorpresa como oportunidades de vivir una experiencia nueva, participas junto con el receptor del detalle, los lazos entre vosotros se estrecharán y disfrutaréis de una vivencia inolvidable para el recuerdo.

¿Pensando en destinos de viaje para los próximos regalos sorpresa? ¿Qué te parecerían unas vacaciones a bordo de un barco con todo incluido? (Si reservas con antelación, el acompañante solo paga la mitad del precio en Pullmantur).

New call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.