Diarios de Intensidad

Ruta Normandía: 7 curiosidades del Mont Saint-Michel que no conocías

La llamada “Maravilla de Occidente” te espera en tu ruta por Normandía. El Mont Saint-Michel está envuelto en una halo de misterio y de curiosa historia: una imagen icónica y una de las atracciones más visitadas del mundo. No pierdas la oportunidad de visitar este maravilloso lugar de Francia, ¡te desvelamos 7 curiosidades!

New Call-to-action

Ruta Normandía: un viaje espectacular

La “ruta Normandía” te lleva a conocer lugares emblemáticos de Francia. Esta región del país francés cuenta con algunos de los pueblos más bellos y fue además testigo de uno de los episodios más destacados de la Segunda Guerra Mundial, el desembarco de Normandía. Arquitectura tradicional, hermosos paisajes de playas naturales con acantilados y una gastronomía propia muy interesante te esperan en tu ruta Normandía. Pero eso no es todo: tu ruta te llevará a un lugar mágico, un paraje que parece sacado de un cuento de hadas: el Mont Saint-Michel.

Sin duda alguna, el Mont Saint-Michel es la atracción turística imprescindible de esta región. Su particularidad radica en que es una isla de roca creando una bahía preciosa. Esta zona acusa mareas muy agudas. De hecho, se trata de una de las mayores mareas del continente europeo. Este lugar entró en la clasificación de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979.

Las 7 curiosidades sobre el Mont Saint-Michel que desconocías

1 Una circunferencia de casi un kilómetro

El islote posee 97 hectáreas de superficie, con una circunferencia de 960 metros. La altura de este islote es de nada menos que 92 metros.

ruta normandía

2 La Leyenda del arcángel San Miguel

La abadía consagra su culto al arcángel San Miguel. Cuenta la leyenda que el arcángel San Miguel se le apareció en sueños hasta 3 veces a Aubert, obispo de Avranches. Tras tanta “insistencia” por parte del arcángel, Aubert decidió construir este mágico lugar e hizo traer desde Italia las reliquias de San Miguel. Oficialmente, su construcción terminó en el año 709. 

3 Es de piedra en un lugar donde no hay piedras…

La piedra con la que está construida el Mont Saint-Michel no es de la zona, ya que no existen piedras en el lugar. Los materiales para su construcción se extrajeron de otros archipiélagos frente a la costa normanda. Para transportarlos se aprovechaba para navegar durante las mareas altas.

4 Ahora es una isla… Ahora una bahía… 

El Mont Saint-Michel queda aislado de la costa dos veces al día, a causa de las mareas, que pueden alcanzar hasta los 15 metros de altura. En la antigüedad esta característica la convertía en una fortaleza difícilmente accesible. Hoy, nunca se pierde la conexión terrestre gracias al puente-carretera que permite disfrutar del islote durante todo el día. 

ruta normandía

5 ¿Normando? ¿Bretón?

El monasterio ha pasado de unas manos a otras durante sus siglos de historia debido a decisiones administrativas. 

6 Construcciones superpuestas

El Mont Saint-Michel ha sufrido alguna catástrofe que ha hecho necesaria la reconstrucción de algunas partes. Por una mera necesidad espacial, las estancias y los espacios quedaron superpuestos.

7 Un claustro que no está en el centro

Se esperaría que el claustro quedará ubicado en el centro, como espacio de meditación de los monjes. Pero, en este caso, queda a un lado de la construcción, cosa que permite divisar el mar a través de los arcos del espacio. ¡Unas vistas espectaculares!

Una ruta por Normandía es una excelente idea de viaje. Mucho más si lo puedes combinar con otros destinos. Para poder hacer esto, te recomendamos el crucero Del Mar del Norte a la Costa Atlántica, con un recorrido desde Alemania hasta Vigo, y una excursión opcional desde el puerto de Le Havre que te llevará a conocer el Mont Saint-Michel y todos sus secretos.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.