Diarios de Intensidad

¿Se puede viajar embarazada?

Aunque no todas las mujeres lo saben, sí que se puede viajar embarazada. Con las precauciones adecuadas y al tanto de información sobre cuándo viajar y las condiciones de los diferentes medios de transporte, la mayoría de embarazadas pueden viajar de manera segura hasta poco tiempo antes de dar a luz.

New Call-to-action

Cuándo viajar en el embarazo: hasta qué semana se puede

Algunas mujeres prefieren no viajar en el primer trimestre del embarazo debido al cansancio, las náuseas y vómitos que sienten. Viajar en los últimos meses del embarazo puede ser incómodo, especialmente en medios de transporte donde los espacios son muy limitados, como el avión.

Por estas razones, el segundo trimestre del embarazo suele ser el elegido para viajar y planear las vacaciones.

¿Se puede viajar en coche o autobús embarazada?

Es mejor evitar viajes largos en automóvil o bus si se está embarazada. Sin embargo, si no se puede evitar, hay que tomar algunas precauciones como:

  • Hacer paradas regularmente.
  • Salir del coche para estirar las piernas y moverse.
  • También se pueden hacer algunos ejercicios dentro del vehículo, durante el viaje (cuando no se conduce), como flexionar y rotar los pies y mover los dedos de los pies. Esto mantendrá la sangre fluyendo a través de las piernas y reducirá la rigidez y las molestias.

Usar medias de compresión durante viajes largos por carretera (de varias horas de duración) también puede aumentar el flujo sanguíneo en las piernas y ayudar a prevenir los coágulos sanguíneos.

Hay que tener en cuenta que la fatiga y los mareos son comunes durante el embarazo, por lo que, en los viajes en coche o autobús, es importante beber regularmente y comer alimentos naturales y energéticos, como frutas y nueces.

También es buena idea mantener el aire circulando dentro de vehículo y usar el cinturón de seguridad correctamente. En este vídeo del RACC explican cómo hacerlo:

Los accidentes de tráfico se encuentran entre las causas más comunes de lesiones en mujeres embarazadas. Por eso, si tienes que hacer un viaje largo en coche, no lo hagas sola, comparte la conducción con alguien más.

¿Se puede viajar embarazada en un barco?

Las compañías navieras tienen sus propias restricciones y pueden negarse a transportar mujeres en un estado de embarazo muy avanzado (a menudo más allá del segundo trimestre). Es recomendable consultar la política de la compañía de cruceros antes de reservar.

Se trata de una de las preguntas que, más frecuentemente lanzan los viajeros. Por eso, para averiguar la respuesta basta con ir a la sección de Q&A de la naviera.

Otro lugar donde obtener información acerca de este asunto es en el apartado “Requisitos de Salud” de la web de la naviera.

Por lo general, los barcos no están equipados para la asistencia de embarazos y partos, eso hace que las mujeres en este estado necesiten aportar un certificado médico emitido por su ginecólogo u obstetra, certificando la buena salud y el número de semana del embarazo en que se encuentra la pasajera en el momento del embarque o una carta remitida por los mismos profesionales que describa el resultado de la primera ecografía, la edad del feto y la viabilidad del embarazo.

¿Sabías que “las pasajeras embarazadas son las únicas responsables del debido cumplimiento de los requisitos establecidos para el embarque”?

¿Se puede viajar embarazada en un avión?

La probabilidad de comenzar el parto espontáneamente aumenta en las últimas semanas de gestación y, por eso, algunas aerolíneas no permiten volar hacia el final del embarazo. Lo mejor es consultar con la compañía elegida su política al respecto y enterarse de qué documentación es preciso aportar para acreditar que no se corre riesgo de complicaciones.

Además, no conviene olvidar que los viajes largos conllevan un pequeño riesgo de trombosis. Por eso, una vez que la futura madre se asegura de que se puede viajar embarazada en la aerolínea elegida, le interesa aplicar estas mejores prácticas:

  • Moverse regularmente por la cabina, aproximadamente cada media hora. Si no se permite dar paseos, se puede aprovechar para acudir al lavabo.
  • Mantenerse hidratado durante el vuelo.
  • Llevar medias de compresión para reducir la hinchazón de las piernas.

Por último, tras confirmar que se puede viajar embarazada con la compañía de cruceros o la aérea es buena idea comprobar que el seguro de viaje contratado cubre cualquier eventualidad, como atención médica relacionada con el embarazo durante el parto, parto prematuro o el coste de cambiar la fecha del viaje de regreso si se adelantase el nacimiento.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.