Diarios de Intensidad

Vacaciones en familia, ¿playa o ciudad?

Cuál es el mejor destino para unas vacaciones en familia, ¿playa o ciudad? Eso depende de los gustos y necesidades de cada miembro de la familia, pero en este post analizaremos cuál es la mejor opción para que todos disfrutéis al máximo, ¿subes a bordo?

Dime qué tipo de viajero eres y  te diré qué destino debes visitar ¡Descúbrelo ahora!

Vacaciones en familia: playa, sol y mucha diversión

Juegos en la arena, saltar la olas, alquilar un patín, baños en la piscina… Los niños serán felices en este entorno y tú, en función siempre de la edad de los niños, podrás descansar junto al mar, ¡que siempre apetece! Quizás os gustaría visitar un destino exótico, como el Caribe, o un recorrido por las mejores playas y los pueblos más míticos de la historia en un viaje por las Islas Griegas. ¿Buscas playas paradisíacas sin ir demasiado lejos? Las Canarias son tu destino ideal.

Eso sí, algunas cosas que no puedes olvidar en tus vacaciones en familia en la playa:  

  • Protector solar. Es muy importante proteger a los más pequeños de las radiaciones solares. Es aconsejable evitar la exposición en las horas centrales del día, para evitar un golpe de calor. 
  • Gafas de sol. Puedes buscar un diseño divertido para así evitar que se las quiten. En el caso de los bebés, puedes probar a ponérselas con una goma que las sujete por detrás. 
  • Sombrilla. Necesaria para proveer de una zona de juego protegida del sol. 
  • Nevera portátil. Es básico mantener la hidratación en todo momento. Por lo tanto, es importante poder llevar una nevera con bebida y algún pequeño tentempié. 

¿Y si descubrimos una nueva ciudad?

Dedicar las vacaciones familiares a conocer una nueva ciudad también es una experiencia interesante para todos, incluidos los niños. Es una manera de abrirles el mundo y esto les ayuda a crecer. En un crucero por el Mediterráneo, por ejemplo, disfrutarás de un barco con todas las  comodidades, todo el entretenimiento y, además, podrás visitar ciudades como Nápoles, Roma y Florencia. 

Para explorar una nueva ciudad hay que tener en cuenta: 

  • Excursiones. La mejor manera de conocer una ciudad es a pie, y si es acompañados de un guía que conoce todos los rincones del lugar, todavía mejor. Eso sí, los más pequeños pueden cansarse, así que elige excursiones de duraciones adecuadas para cada edad. Ten previstos los descansos necesarios, utiliza calzado cómodo, protector solar y loción contra los insectos. 
  • Museos. Son un recurso excelente para visitar con niños, ya que a menudo ofrecen visitas adaptadas a ellos, que les ayudan a entender la ciudad que estamos visitando. 
  • Provisiones. Cuando visitas una ciudad siempre encuentras tiendas, pero si quieres controlar el presupuesto es mejor llevar bebida y algo de comida, por si alguien necesita reponer fuerzas durante la ruta. 
  • Cochecito resistente o mochila portabebés. Muy recomendable en el caso de niños pequeños, que quizás se cansen durante la ruta por la ciudad.  

¡Y por qué no un poco de las dos!

Las dos opciones suenan interesantes, ¿cierto? Pues hay una tercera opción que las reúne a las dos. Un viaje en crucero: se trata de una fantástica manera de unir lo mejor de cada opción. Las razones que convierten a un crucero en las vacaciones ideales en familia son: 

  • Diversión para todos. Un crucero ofrece innumerables actividades de ocio, adaptadas a todas las edades. Los más pequeños lo pasarán en grande y tú podrás practicar tu deporte favorito en el gimnasio o en las zonas habilitadas para la práctica deportiva; o bien relajarte en la zonas de piscina, el spa o el  servicio de masajes. Sin olvidar los espectáculos para toda la familia y la gran oferta gastronómica y comercial que encontrarás a bordo. 
  • Descubrir nuevos rincones del mundo. Además de la diversión a bordo, un crucero permite descubrir nuevas ciudades en cada escala, con la riqueza que esto supone para todos. 
  • Todo ello sin olvidar que el alojamiento es muy cómodo en un crucero. No hay cambios de habitación durante todas las vacaciones y no hay que cargar el equipaje de un destino a otro. 
  • No gastarás más de lo necesario, ya que tendrás todo incluido con bebidas ilimitadas. ¡Y olvídate de qué organizar para desayunar, comer, cenar…! Incluso de los tentempiés entre horas.

La combinación de la diversión a bordo con la opción de conocer nuevos lugares, es lo que convierte a un crucero en las vacaciones ideales para una familia. Así, un crucero es, sin lugar a dudas, una gran opción para las vacaciones en familia: playa o ciudad, ¡o ambas! Cada uno encontrará su diversión a bordo y todos juntos conoceréis lugares nuevos en cada escala.

New call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.