Diarios de Intensidad

Viajar a Italia con niños: mucho por hacer

Viajar a Italia con niños es una experiencia que puede disfrutarse el doble si se sabe combinar una buena planificación con el arte de dejarse llevar por el momento. Una pizza o un helado podrían convertirse en algo más que una degustación, cuando se participa en un taller donde la familia entera tenga la posibilidad de aprender el proceso de elaboración. La vista a al Coliseo se convierte en un momento inolvidable en la vida del niño si se le apunta a la escuela de gladiadores…

¿Cómo te imaginas que será viajar a Italia con niños? ¿Cómo quieres que sean tus vacaciones?

New Call-to-action

Ideas para que viajar a Italia con niños sea la mejor aventura: un gran comienzo

Vamos a imaginar que comienzas tus vacaciones familiares por Italia en su capital, donde hay mucho por hacer. Si vas a viajar a Italia con niños puedes:

1.       Explorar el famoso Coliseo, reservando los tickets con antelación para evitar colas, no sin antes entrenar durante dos horas en la escuela de gladiadores de Roma.

2.       Después, puedes retar a tus hijos en la Boca de la Verdad y recorrer la escalinata de la Piazza di Spagna para vivir el ambiente y sacar buenas fotografías.

3.       Una master class para aprender el secreto de la pizza. Las cenas de los viernes no volverán a ser iguales tras viajar a Italia con los niños. Aprender cómo hacer la masa y conocer las claves del horneado os convertirá en expertos pizzeros.

4.       Un paseo en bicitaxi por la tarde. Siempre es un buen plan acercarse hasta la hermosa Villa Borghese, uno de los parques urbanos más grandes de Europa donde disfrutar de espectaculares jardines y donde también se encuentra el zoo.

5.       O una alternativa dulce, el tour del helado. Si optáis por este plan, recorreréis algunas de las mejores heladerías donde os enseñarán cómo se prepara el auténtico gelato.

Cómo seguir acertando al viajar a Italia con niños

Si tienes tiempo suficiente, continúa explorando el país. Viajar a Italia con niños te permite llegar a una de las mayores cunas del arte en Europa, Florencia, donde la logística para familias con hijos es sencilla, ya que es una ciudad bastante pequeña y la mayoría de las cosas se pueden ver y hacer a pie. También hay muchos restaurantes y cafeterías familiares.

Si la visitarás, es recomendable subir al famoso Duomo, cruzar el «Ponte Vecchio”, disfrutar de la variedad de manjares del gran mercado local o visitar el Museo de los Uffizi. Otra buena opción es, simplemente, dejar que los pequeños de la casa recorran las plazas convirtiéndose en guías.

No te puedes perder el atardecer con las vistas que ofrece un punto privilegiado: Piazzale Michaelangelo.

Otro de los lugares más populares para quienes planean viajar a Italia con niños es Venecia. La ciudad es como un laberinto gigante y sus calles empedradas son pintorescas y perfectas para sacar decenas de instantáneas que iluminen el álbum de fotos familiar.

Perseguir a las palomas en la plaza de San Marcos será un planazo para los más pequeños, mientras que los más mayores se quedarán casi hipnotizados contemplando a algún artesano soplar el vidrio en Murano. ¿Qué te parecería terminar el día con un relajante paseo en góndola?

¿Te imaginabas que viajar a Italia con niños podía ser así de atractivo? ¿Cuándo tienes pensado empezar tus vacaciones?

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.