Diarios de Intensidad

Viaje Capitales Bálticas con amigas

Un viaje a las Capitales Bálticas puede ser la excusa perfecta para exprimir al máximo esos días de vacaciones que os merecéis. A veces es complicado cuadrar las agendas y juntar a todas las amigas del grupo pero, planeando esta escapada con tiempo, no solo os aseguraréis una experiencia compartida increíble, sino que también podréis acceder a importantes descuentos.

New Call-to-action

Por ejemplo, si pensáis realizar el viaje Capitales Bálticas en crucero, reservando con 9 meses de antelación se obtiene un descuento del 50 % en el precio del acompañante con la Tarifa Anticípate de Pullmantur.

¿Necesitas más motivos para lanzar tu propuesta al grupo?

Planes para un viaje a las Capitales Bálticas en la mejor compañía

Si a día de hoy ya sois inseparables, después de un viaje a las Capitales Bálticas vuestro grupo de amigas será una auténtica piña. Sin embargo, resulta muy recomendable que preparéis con tiempo esta escapada, planificando qué actividades os apetece realizar en cada una de estas ciudades. Por ejemplo:

  1. Posad juntas para Instagram con un paisaje impactante de fondo a vuestra llegada a Finlandia. Y disfrutad de la conexión con la naturaleza haciendo trekking por cualquiera de los bosques que rodean a Helsinki.
  2. Cuando lleguéis a San Petersburgo, visitad el interior de alguna tienda típica de artesanía para comprar joyas hechas de ámbar. Este podría ser un buen momento para elegir una pulsera que llevéis todas y os recuerde siempre a este viaje a las Capitales Bálticas. ¿Sabías que en este mar se hallan las mayores reservas de ámbar del mundo?
  3. Contratad una visita guiada para descubrir los monumentos más impactantes y los rincones secretos de esta zona del mundo. Por tanto, uno de los dos días que paséis en San Petersburgo puede ser un buen momento para programar esta actividad.
  4. Visitad un café local para compartir confidencias en Tallín. Después, nada mejor que salir a explorar su legado medieval.
  5. No os privéis de un chapuzón en el Báltico. Sus playas son realmente hermosas y en Estocolmo disfrutaréis, además, de un ambiente distendido junto al mar en los meses más cálidos del año. Puede ser una jornada perfecta para organizar una merienda al aire libre, si lleváis lo necesario para hacer un picnic, con fika y otras delicias suecas. Recordad que la noche es joven y en este punto casi no hay horas de oscuridad…
  6. Relajaos en Rostock con una jornada dedicada al turismo más bohemio. No hagáis planes y, simplemente, salid a dar una vuelta para conocer las tiendas de la zona de la plaza del Mercado Viejo, los museos aledaños, la impactante iglesia de Santa María y una amplia oferta de restaurantes y cafés donde degustar la gastronomía típica alemana, brindando al mismo tiempo con alguna cerveza artesana.

En definitiva, la mejor fecha para reservar un viaje a las Capitales Bálticas se centra en los meses de primavera y verano, debido a que son destinos septentrionales que pueden resultar demasiado fríos en la época invernal.

Si te apetece disfrutar de los paisajes que se incluyen dentro de la gama de verdes más amplia que hayas podido observar nunca, vivir en primera persona el ambiente escandinavo, conocer más de cerca la cultura rusa o perderte por las callejuelas de algunas de las ciudades más bellas de Estonia o Alemania, este es tu viaje. Las Capitales Bálticas te esperan. ¿Te animas a visitarlas con amigas?

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.